La estimulación de las zonas erogenas del hombre ayuda a mejorar la excitación sexual

Aprender a estimular las zonas erógenas del hombre es una habilidad muy importante que va a mejorar tu vida amorosa. El cuerpo de un hombre está lleno de terminaciones nerviosas, y puede ser muy sensible cuando se excita sexualmente.

Muchas zonas erógenas del hombre están más activas cuando el cuerpo está relajado, y las zonas se estimulan de una manera suave. La estimulación suave de estas zonas en un estado de relajación puede dar la sensación de placer tan fuerte como las del pene, y puede incluso dar lugar a algunos tipos de fuertes reacciones orgásmicas. Aquí está un examen de las diversas zonas erógenas masculinas, y cómo estimular las sensaciones en estas zonas.

zonas erogenas del hombre estimulacion

http://www.comoexitaraunhombreenlacama.com

Las zonas erógenas del hombre forman una especie de mapa del cuerpo, un mapa que debe ser cuidadosamente estudiado.

Las etapas de excitación sexual del hombre

Un hombre tiene tres etapas de excitación y cada etapa implica la reacción física y los sentimientos. La primera etapa es la excitación mental que por lo general va acompañada del entusiasmo corporal. Esta emoción tiende a comenzar en la región inferior del abdomen y los muslos y se extiende a través de todo el cuerpo.

La siguiente etapa es la excitación entre las nalgas, alrededor del ano, en el recto y en la próstata. Durante esta etapa el área entre las nalgas y el ano pueden dar grandes sensaciones calientes en el área entre las piernas.

La tercera etapa es la excitación escrotal y el pene. El área del escroto y el pene se hincha, el pene se levanta y se pone erecto y el hombre se siente muy caliente en el propio pene y en el escroto. La excitación mental y la excitación entre las piernas persisten en esta etapa, y todo lo que es necesario para la excitación del pene con éxito.

La reacción y los sentimientos relacionados con estos estimularán una excitación mental más intensa, que a su vez puede estimular una vez más una mayor excitación física. Estos ciclos pueden repetirse en los mejores casos dando como resultado un éxtasis de dimensiones increíbles.

El escroto y los testículos

El contenido y la piel del escroto, incluyendo los testículos, son zonas erógenas del hombre muy sensitivas a la estimulación erótica. Para estimular estas partes genitales, lo primero que tienes que hacer es agarrar el escroto con toda la mano y calentarlo dentro de tu mano, masajeando suavemente con movimientos de agarre. El calentamiento y la manipulación del escroto dan sensaciones en la región genital.

Al estimula el escroto también se aumentará la circulación de la sangre y el aumento y consistencia de todos los órganos genitales que rodean el escroto. Los testículos se pueden estimular con suaves movimientos ondulantes con los dedos. También cosquillas en la piel escrotal con la yema de los dedos.

Hay una parte del pene que realmente está oculta en la parte de adentro, detrás del saco escrotal, palpando con tus dedos entre los testículos o el lado inferior del escroto, puedes masajear fácilmente esa parte del pene. Un masaje fuerte con la yema de los dedos da una excitación muy placentera a esta área oculta del pene.

Los pezones y su entorno

Los pezones son importantes zonas erógenas masculinas, los hombres tiene pechos al igual que las mujeres, a pesar de que los pechos de los hombres son más planos y más pequeños que los de las mujeres.

En realidad los hombres tienen las mismas características que tienen las mujeres en sus senos, con la diferencia de que no se han desarrollado para tener una capacidad de producción de leche. Esto significa que los pechos de los hombres tienen la misma capacidad erótica que los senos de las mujeres.

Los pezones de un hombre también tienen una capacidad eréctil, levantándose con la estimulación. Para estimular los pechos masculinos, sujeta el pecho con toda la mano, calentándolo dentro de tu mano y masajea suavemente con movimientos de agarre. Para estimular los pezones, masajea alrededor de los pezones suavemente con la punta de los dedos. También puedes apretar los pezones con los dedos, variando la fuerza, empezando muy suavemente y poco a poco presionando más fuerte.

La región entre el pene y el ano

El pene es en realidad una parte del cuerpo que sobre sale y que empieza en la zona de la próstata justo enfrente del ano, y llega a la punta del pene. La uretra también pasa por esta zona. Las áreas entre sus piernas engordan cuando está sexualmente excitado al igual que el pene, y cuando se acumula en abundancia, la región sobresale entre las piernas.

Después de la estimulación mecánica, esta área dará intensas sensaciones placenteras. Esta zona la puedes estimular apretándola entre los dedos, presionando contra la uretra o con un masaje de arriba hacia abajo a lo largo de la uretra. Debes cambiar la presión entre suave y más fuerte, ya que estas dos formas dan lugar a diferentes tipos de excitación.

El cuello, los labios y la lengua

Estas partes del cuerpo son las áreas sensuales y eróticas en ambos sexos, y probablemente hay poca diferencia entre hombres y mujeres. Besar es un acto erótico que hace uso de estas partes del cuerpo.

La mayoría de los hombres tal vez obtienen los sentimientos más fuertes al ser acariciados por una mano tierna con movimientos por el cuello a lo largo de su cabello, seguido por un suave beso, dejando que el beso alcance una fuerza mayor, y jugando con la lengua.

Sin embargo, es un arte que requiere algún tipo de formación para realizar estas maniobras y al mismo tiempo poder respirar sin obstáculos. La técnica que debes utilizar, es simplemente besar sin que los besos sean demasiado largos, es mejor besos cortos pero apasionados dejando una pausa para respirar mientras tanto.

Jugar suavemente con la oreja también puede aumentar los sentimientos sexuales durante el acto.

La región del ombligo y la vejiga

El ombligo está considerado como una de las zonas erógenas del hombre muy erótica, al igual que las zonas en el medio del abdomen entre el ombligo y el pene. Esta área contiene una ranura entre los músculos del abdomen que son muy sensuales, llamada línea alba.

El ombligo puede ser estimulado pasando un dedo en él, y por cosquillas con el dedo en el fondo del ombligo. En esta ocasión también debes alternar, el cosquilleo suave, lento y el cosquilleo agudo. Esta estimulación da sensaciones que irradian en el ombligo y sus alrededores y se extiende hacia abajo, hasta la punta del pene, dando un efecto muy divertido en el pene. La ranura entre el ombligo y el pene, puede ser estimulado mediante el masaje de arriba abajo con la punta de los dedos.

Como exitar a un hombre con Afrodita en la cama

Los sentimientos extáticos en el estómago y a lo largo de la columna vertebral

El estómago entero es una de las zonas erógenas del hombre, de mayor excitación sexual. Los sentimientos se sienten como un éxtasis profundo del vientre y estos sentimientos extáticos irradian y contagian la zona del estómago entero y también se extienden a lo largo de la columna vertebral y por todo el camino hacia el cuello. Este éxtasis físico está casi siempre unido con un éxtasis mental igual de fuerte.

Estos sentimientos extáticos más a menudo se sienten cuando un hombre está excitado algún tiempo. Una excitación de larga duración causa la congestión en el área entre las piernas y la zona profunda alrededor de la vejiga y de esta congestión activa surgen estas sensaciones. Estos sentimientos se activan psicológicamente también cuando un hombre se anticipa y se prepara para una aventura sexual.

La mejor manera de activar estos sentimientos extáticos es un juego previo largo y comenzar los juegos preliminares de una manera relajada y con suaves caricias de tu propio cuerpo o de tu pareja.

Las nalgas y los alrededores

La cara interna de los glúteos en la hendidura natal es una de las zonas erógenas del hombre que da lugar a una profunda excitación erótica con un valor interno muy íntimo. Mueve los dedos hacia arriba y hacia abajo en las nalgas y masajea suavemente la cara interna de cada nalga con la yema de los dedos, también puedes concentrar tu atención en la región del interior de la raja muy cerca del ano, pasando la yema de los dedos suavemente por estos puntos más íntimos.

Además se puede apartar cada nalga a un lado para que la grieta se abra, y la apertura del recto se abra también. El resultado de estas maniobras son emociones eróticas que transmiten a toda la zona de la pelvis, y a lo largo de la columna vertebral.

El ano y el recto externo

Una de las zonas erógenas del hombre o masculinas y el centro real de la excitación en un hombre, es la zona del ano. Mediante la estimulación de esta área en la manera apropiada, se puede crear un proceso que se extienda por oleadas de intensos sentimientos de alegría, placer y éxtasis a través de todo el cuerpo, por una parte a los genitales y la región del abdomen, y por otra a lo largo de la columna vertebral hasta el cuello.

Es mejor estimular la apertura rectal con movimientos rotatorios muy suaves con la yema de los dedos. Alterna entre movimientos rotatorios y la estimulación de los glúteos interiores. También puedes lubricar un dedo y colocarlo en la ranura anal y estimular mediante suaves movimientos de entrada y salida. Al meter el dedo más adentro, puedes masajear suavemente las paredes interiores del ano. Mediante la adición de un poco de presión, el estímulo llega profundamente al tejido alrededor del ano. Todos estos estímulos dan lugar a excitaciones profundas que se extienden en todo el cuerpo.

La parte profunda del recto

Posiblemente, esta sea una de las zonas erógenas del hombre más íntima y sensitiva. A esta zona solo se puede llegar con un objeto largo o con un consolador. Cuando insertes algo en el ano para estimular esta área, tienes que ser muy cautelosa para que las paredes intestinales no queden dañadas. Esta zona es tan sensitiva que hasta el estímulo más suave puede dar una inmensa profundidad de los sentimientos, tanto de tipo físico como psicológico.

Puedes estimular esta área suavemente y poco a poco mediante la inserción de un consolador delgado, y cuando esté totalmente insertado, muévelo suavemente poco a poco, también puedes presionar suavemente con el consolador hacia los diferentes lados. Cuanto más relajado esté tu hombre, y más tiempo hagas esta estimulación, más profunda y más intensa será la excitación.

La estimulación de las zonas erogenas del hombre: El punto G del hombre o próstata

El punto G del hombre o próstata se encuentra justo enfrente del ano y la uretra pasa a través de él. Esta glándula produce la mayor parte del fluido viscoso en el semen.

¿Cómo estimular el punto G del hombre?

Lo puedes estimular desde el exterior presionando firmemente con los dedos hacia dentro justo delante del ano. Hay una profundización en esta área. Presiona con tu dedo en la ranura y hacia delante. También puedes estimular el punto G del hombre metiendo un dedo en el ano y masajeando la próstata a través de la pared frontal del ano. El masaje libera líquido de la próstata, notarás la llegada de fluido a través de la uretra y el goteo a través del agujero del pene, esto es debido a la emoción física.

Asimismo, la próstata tiene su propia excitación sexual, y el masaje de próstata en combinación con la estimulación anal puede inducir un orgasmo mucho más potente que tiene un impacto psicológico mucho mayor y extático que el orgasmo del pene normal.

La excitación mental y la relación con los sentimientos corporales

Los hombres al igual que las mujeres, no sólo tienen sentimientos corporales sexuales, también tienen excitación mental.

La excitación mental surge de los pensamientos internos y de todo tipo de estímulos sensoriales, incluyendo películas y grabaciones sonoras que tienen un contenido sexual.

Los sentimientos sexuales mentales tienen una parte que no se puede describir, pero que se siente que está presente, y una parte que se siente al estar localizada en general en las regiones inferiores del cuerpo masculino.

La excitación mental hace que los impulsos nerviosos se envíen a las partes erógenas del cuerpo masculino. Estas zonas responden por reacciones físicas, como congestión y erección del pene. Estas reacciones estimulan los sentidos localizados en estas zonas del cuerpo, y las señales entonces se envían de vuelta al sistema nervioso central, y estas señales de activación dan lugar a una excitación mental más fuerte. Estas reacciones recíprocas mentales y corporales se repetirán muchas veces hasta que un fuerte estado de excitación mental y física llegue.

Si prestas atención a las zonas erógenas del hombre, mejorarás tu experiencia sexual y tu pareja sabrá que te preocupas por él.

Como exitar a un hombre con Afrodita en la cama

 

Publicada: noviembre 19, 2012, 15:38 | 3 comentarios
Categoría: Sexo e intimidad

3 Respuestas a “La estimulación de las zonas erogenas del hombre ayuda a mejorar la excitación sexual”

  1. silvia dice:

    me encanto , muy didactico

  2. ada dice:

    muy lindo, espero que me mande en mi correo por mail este articulo

Deja un comentario