Hay diferentes poses para hacer el amor en la postura sexual del Perrito (posición sexual la Escalera), que es perfecta para el sexo anal y vaginal a la vez con tu pareja. Para obtener más posiciones del Estilo Perrito, asegúrate de revisar la postura el Perrito Cazador, la posición el Perrito Estilo de Pie, la pose el Bombero y la postura el Salto de la Rana.

Poses para hacer el amor - La postura sexual del Perrito

La posición del Perrito es una de las poses para hacer el amor más famosas. Afortunadamente no requiere una gran cantidad de flexibilidad para llevarla a cabo.

Para realizar el Perrito con tu hombre, primero tienes que colocarte de rodillas con las piernas abiertas y separadas y las manos apoyadas en la cama o en el suelo. Después, el hombre se coloca de rodillas y te entra por detrás, cuando está de rodillas en una posición vertical. A continuación, puede agarrar tu cintura o tus hombros con las manos.

Poses para hacer el amor – Lo que la mujer hace en la postura sexual del Perrito

Cuando te encuentras en la posición del Perrito, no tienes que hacer mucho. Si deseas la penetración más profunda, entonces puedes hacer retroceder a tu hombre con cada golpe. O puedes usar una mano para masturbarte a ti misma. Puedes cambiar el ángulo que te está penetrando moviendo la cabeza y los hombros más cerca del suelo o de la cama.

Poses para hacer el amor – Lo que el hombre hace en la postura sexual el Perrito

El hombre simplemente empuja dentro y fuera cuando tú estás en la postura sexual del Perrito. Si te inclinas hacia atrás o hacia adelante un poco, puedes cambiar el ángulo de entrada. Cuando el hombre está detrás de ti, está en la posición perfecta para que comience a frotar tu clítoris con los dedos o incluso para tener sexo anal.

Para conseguir un placer extra con la postura del Perrito, tu hombre puede aferrarse a la cintura o los hombros. Si te gusta el sexo un poco más duro, entonces él puede agarrar tu pelo y tirar de él.

Sólo asegúrate de decirle lo mucho que te gusta primero.

Poses para hacer el amor – Cosas a considerar cuando se realiza la postura sexual del Perrito

Muchas mujeres han probado la posición del Perrito con su hombre. He aquí algunas de las cosas más interesantes que han dicho al respecto.

  • Si notas que tus brazos se están cansando de estar en esta posición, intenta hacerlo en el suelo junto a una cama o un sofá para que puedas descansar la cabeza, los hombros y la parte superior del cuerpo en él, de esta forma no tendrás que soportar todo el peso con las manos.
  • Otra variante alternativa es la posición El Perrito Estilo de pie. Cuando estés realizando esta postura, tendrás que mantener las piernas rectas y tus manos apoyadas en un objeto bastante seguro y estable como una silla, mesa o cama.
  • Mucha gente no encuentra del Perrito íntimo. Les parece más una posición caliente, sensual y a veces sucia como la postura sexual el Columpio.
  • Si te gusta que tu hombre sea el que domine y lleve el control, entonces te encantará el Perrito porque tu hombre puede agarrarte por detrás y hacerte el amor realmente duro y rápido.

Poses para hacer el amor – Opinión personal de la postura sexual del Perrito

Me gusta mucho esta posición. Ciertamente, no es la posición más íntima para tener sexo, pero puede ser muy caliente, especialmente si mi pareja me agarra por la cintura, los hombros o el pelo.

Si tienes una vida sexual poco satisfactoria y crees que no le estás dando a tu hombre todo el placer que desea, entonces puede que necesites algo de ayuda. Ahora tienes la opción de descubrir como exitar a un hombre en la cama y cambiar completamente la relación íntima que tienes con tu pareja haciendo clic aquí.

Publicada: mayo 19, 2013, 17:04 | No hay comentarios
Categoría: Posiciones sexuales

La posición sexual la Vaquera Asiática es una de las posiciones para tener relaciones muy similares a la postura sexual la Vaquera. La mujer está situada en la parte superior, mientras que el hombre está acostado sobre su espalda. Sin embargo todavía hay algunas diferencias importantes que debes tener en cuenta cuando la realices.

Posición La Vaquera Asiática para hacer el amor

La posición la Vaquera Asiática es una de las posiciones para tener relaciones sexuales que requiere una gran cantidad de músculo y resistencia.

En la posición la Vaquera, tendrás tus rodillas una a cada lado de tu hombre, descansando en la cama. Cuando estás haciendo la posición la Vaquera Asiática con tu hombre, te colocarás en cuclillas, lo que significa que la mayor parte de tu peso estará apoyado por los pies mientras estás en cuclillas. Puedes usar tus manos para quitar algo de peso a tus piernas, poniéndolas en el pecho de tu hombre o una a cada lado de él en la cama. Si no eres muy fuerte o flexible, te darás cuenta de que la posición la Vaquera Asiática es rápidamente agotadora.

Posiciones para tener relaciones – Lo que la mujer hace en la Posición La Vaquera Asiática

Cuando estés en la posición de la Vaquera Asiática, estarás colocada en cuclillas sobre tu hombre. Me parece que lo mejor es empezar por la habitual postura sexual la Vaquera y después pasar a la Vaquera Asiática. Para pasar de una pose a otra, primero inclínate hacia delante y pon las manos sobre la cama para estabilizarte. Seguidamente apóyate con los dedos de los pies y levanta un poco tu cuerpo para entrar en la posición en cuclillas.

Ahora coloca las manos en el pecho de tu hombre y utiliza en conjunto los dos brazos y las piernas, para levantarte lentamente de arriba a abajo. Si notas que tus brazos se están cansando de hacer casi todo el trabajo, puedes pasar a utilizar tus piernas y vice-versa. Obviamente, puedes cambiar el ángulo de entrada ya sea inclinándote hacia adelante o hacia atrás. Sin embargo, si te inclinas demasiado hacia atrás, te darás cuenta de que es más difícil de mantener el equilibrio y las piernas se cansarán más rápido.

Posiciones para tener relaciones – Lo que el hombre hace en la Posición La Vaquera Asiática

Tu hombre tendrá mucho menos trabajo que hacer cuando estás en la posición la Vaquera Asiática. Si él quiere, solo tiene que permanecer allí y, literalmente, no hacer nada en absoluto. Pero eso no es de lo que se trata el buen sexo.

Lo mejor es que él te ayude a rebotar hacia arriba y hacia abajo. En otras palabras, puede poner las manos debajo de tus piernas o de tu trasero y ayudarte a levantar arriba y abajo, de modo que tú no estés haciendo todo el trabajo. Alternativamente, puede poner una mano en cada lado de tu cintura para ayudarte a mantener el equilibrio.

Sugerencia

Si notas que te cansas rápidamente en la posición la Vaquera Asiática, una gran manera de durar mucho más es tratar de mantenerte firme en una posición, mientras que el hombre hace todo el empuje.

Posiciones para tener relaciones – Cosas a tener en cuenta al realizar la Posición Sexual La Vaquera Asiática

Después de haber recibido algunos comentarios de algunas mujeres que han intentado o utilizan regularmente la posición la Vaquera Asiática con su hombre, esto es lo que han comentado:

- Se vuelve agotador rápidamente. Sé que ya he dicho esto antes, pero según los comentarios, la mayoría de mujeres han durado menos de 2 minutos en la Vaquera Asiática antes de que sus piernas se sientan demasiado débiles para seguir apoyándolas.

- La mejor manera de durar más tiempo es utilizar la sugerencia anterior: Quédate quieta, mientras tu hombre hace todo el empuje.

Recuerda que necesitas un buen grado de flexibilidad y fuerza para hacer la Vaquera Asiática.

- Se puede utilizar un cojín firme o dos bajo el trasero para que tus piernas ya no aguanten todo el peso. Asegúrate de conseguir que tu hombre mantenga las piernas juntas si lo haces, de lo contrario los cojines no serán de mucha utilidad.

Posiciones para tener relaciones – Opinión personal de la Posición Sexual La Vaquera Asiática

Personalmente, no soy la mayor fan de la posición la Vaquera Asiática. Aunque, una cosa que he aprendido de ella es que si el hombre es capaz de empujar muy rápidamente, la mujer puede obtener una gran cantidad de placer cuando se mantiene estable en una posición.

Si además de aprender las mejores posiciones para tener relaciones sexuales quieres saber cómo exitar a un hombre en la cama de muchas otras maneras haz clic aquí.

Publicada: mayo 17, 2013, 15:14 | No hay comentarios
Categoría: Posiciones sexuales

Orgasmo femenino

Aprender cómo llegar al orgasmo femenino es realmente muy fácil. Así que si estás teniendo problemas para tener un orgasmo, sólo tienes que seguir mis consejos y estarás en el camino correcto para tener orgasmos de gran alcance con tu hombre.

Como llegar al orgasmo femenino – Aprende tú primero y después con tu hombre

Antes de aprender a tener un orgasmo durante el sexo con tu hombre, es necesario que aprendas como llegar al orgasmo femenino por ti misma, (si ya puedes correrte fácilmente por ti misma, entonces omite esta sección). Si nunca te has masturbado a ti misma antes de tener un orgasmo entonces estás a punto de experimentar algo muy agradable.

La parte más importante de aprender es la relajación y que te sientas cómoda contigo misma. No se trata de una técnica perfecta o de tocarte de una manera específica. Sólo tienes que relajarte y sentirte cómoda.

“¿Pero cómo puedo relajarme si estoy tratando desesperadamente de tener un orgasmo?”

Es una pregunta interesante y difícil a veces. Para relajarte, incluso si estás desesperada por llegar al orgasmo, tienes que dejar de pensar en el resultado final. En su lugar, piensa solo en disfrutar del proceso. Suena ilógico, pero el hecho es que funciona. Al no estar centrada en el resultado final, puedes liberarte de pensar en el orgasmo y disfrutar del proceso.

Pero simplemente disfrutar del proceso no es suficiente, saber que hay que hacer para alcanzar el orgasmo es también importante.

Como llegar al orgasmo femenino.

Yo siempre recomiendo a las principiantes que hagan este proceso muy lento. La parte más importante es la relajación. Te darás cuenta que es más fácil relajarte cuando estás sola y no vas a ser molestada por nadie. Por eso te aconsejo que te masturbes en un lugar como tu dormitorio y que cierres la puerta.

Recuerda que necesitas tomar las cosas con calma. No hay prisa o punto final. Solo vas a masturbarte mientras sientes placer. Si por casualidad llegas al orgasmo en el camino, entonces genial. Si no, entonces no hay problema.

Esta es la actitud que necesitamos tener.

Para aprender cómo llegar al orgasmo femenino correctamente, yo siempre aconsejo que se utilicen los dedos en la vagina. La mayoría de las mujeres encuentran su clítoris como lo más placentero al ser estimulado y frotado, que se encuentra justo encima de la vagina y se nota como una protuberancia suave de la piel debajo de una solapa de piel llamada prepucio del clítoris. Te aconsejo que lo frotes con un movimiento circular suave, pero no dudes en experimentar para encontrar lo que te gusta más.

Mientras aprendes, simplemente, relájate y empieza a pensar en cualquier fantasía que se te ocurra. Esto te ayudará a que sea más divertido para ti. A medida que continúas masturbándote, te darás cuenta de que se hace más y más agradable, hasta que finalmente alcances el orgasmo. Lo más importante es que te concentres en lo que es más agradable para ti.

Se trata básicamente de que aprendas como llegar al orgasmo femenino. A pesar de que hay quien trata de hacernos creer que existe una fórmula mágica secreta para hacer que te corras cada vez, por desgracia, no la hay. No es así de simple. Mi consejo es que sigas centrándote en alcanzar el orgasmo, hasta que consigas correrte cada vez que te masturbas, antes de aprender a correrte con tu hombre.

Cómo llegar al orgasmo femenino durante el sexo.

Una vez que consigues fácilmente alcanzar el orgasmo cuando te masturbas a ti misma, entonces es el momento de aprender a correrte durante el sexo con tu hombre. Sin embargo, antes de darte mis consejos, hay algo importante que tengo que decir:

Es mil veces más fácil llegar al orgasmo femenino con un hombre que te atrae mucho y te sientes cómoda con él.

Va a ser mucho más difícil de alcanzar el orgasmo cuando estás con un hombre por el que no te sientes atraída y que no te encuentras cómoda estando con él.

Así que una vez que estás con un hombre que te sientes bien, es necesario tener relaciones sexuales con él con bastante regularidad. Esto es para que puedas saber qué poses para hacer el amor deseas y te dan más placer. Luego deja que tu hombre sepa qué posición te gusta más, para animarle a utilizar estas posiciones más a menudo.

Sin embargo, es posible que la penetración por sí sola no sea suficiente para producir el orgasmo. Si este es el caso, entonces te recomiendo usar la posición estilo perrito, para que a tu pareja le sea más fácil estimular tu clítoris al mismo tiempo que te está penetrando. Este doble golpe de placer suele ser suficiente para dar orgasmos intensos.

Si todavía tienes problemas para llegar al orgasmo durante el sexo, entonces te recomiendo que tu hombre aprenda como hacer sexo oral a una mujer (cunnilingus). Si estás buscando más consejos sobre cómo llegar al orgasmo femenino, entonces simplemente sigue navegando por esta web.

Si te han sido útiles estos consejos para tener buen sexo, pero además quieres tener información sobre cómo exitar a un hombre como una experta, posiblemente te interese Hacer Clic Aquí para descubrir más.

Publicada: mayo 17, 2013, 15:01 | 1 comentario
Categoría: Masturbacion femenina

La postura sexual la Vaquera es probablemente una de las posiciones para tener sexo más famosas de las que la mujer se encuentra en la parte superior del hombre. Además, es muy fácil de realizar. Sólo echa un vistazo a la imagen. Si nunca antes has realizado la posición la Vaquera es un gran momento para comenzar. Lo grandioso de esta postura es que tienes el control y puede ser muy divertido si tu hombre por lo general es el que está en la parte superior y es el que domina.

posiciones para hacer el amor

Si te gustan las posiciones para tener sexo en las que te encuentras en la parte superior y tienes el control, entonces la postura sexual la Vaquera te encantará.

Como ya he dicho, se trata de una posición increíblemente fácil para tener sexo. El hombre simplemente tiene que colocarse de espalda, mientras que tú te pones a horcajadas con una pierna a cada lado de su cintura apoyando tus rodillas en la cama. Puedes poner las manos sobre el pecho, los hombros o la cama para estabilizarte o alternativamente, puedes ponerlas en sus muslos.

Posiciones para tener sexo – Lo que el hombre hace en la postura sexual la Vaquera

El hombre en realidad no tiene que hacer nada en la posición la Vaquera. Mientras que el hombre está acostado sobre su espalda, él simplemente puede empujar hacia arriba y hacia abajo. O puede girar lentamente las caderas en un movimiento giratorio para estimular la pared de la vagina. O puede intentar hacer las dos cosas al mismo tiempo.

El hombre también puede poner sus manos bajo tu trasero y ayudar a empujar hacia arriba y hacia abajo si tú estás cansada.

Posiciones para tener sexo – Lo que la mujer hace en la postura sexual la Vaquera

Cuando estás en la postura sexual la Vaquera realmente tienes el control. Puedes rebotar hacia arriba y hacia abajo sobre el pene de tu hombre, o en su lugar, puedes mover tu cuerpo hacia delante y hacia atrás para estimular el clítoris y el resto de la parte exterior de la vagina. Piensa en ello como el frotamiento contra su hueso púbico. También puedes intentar hacer las dos cosas al mismo tiempo.

También te darás cuenta que al inclinarte hacia adelante o hacia atrás, puedes cambiar el ángulo de entrada. Si observas que te inclinas hacia atrás demasiado, asegúrate de utilizar tus manos para ayudar a estabilizarte.

Posiciones para tener sexo – Lo que tienes que considerar en la postura sexual la Vaquera

Estas son las principales cosas que he observado personalmente y de las mujeres que me han escrito al realizar la Vaquera:

- Algunas mujeres no se sienten seguras de sí mismas cuando realizan la pose sexual la Vaquera por primera vez. No te preocupes. Es totalmente natural estar un poco nerviosa las primeras veces que lo intentas. Para ayudar a aliviar la presión, intenta hacerlo con las luces apagadas. Como alternativa, algunas mujeres encuentran que inclinarse hacia la cara de su hombre les ayuda a aliviar la presión y al mismo tiempo les resulta más íntimo.

- No tienes que ser muy flexible para realizar la Vaquera. Pero si te inclinas mucho hacia atrás, entonces es recomendable que tengas por lo menos un poco de flexibilidad.

- Intenta ajustar la posición moviendo tus caderas hacia atrás y hacia adelante, así como inclinar todo tu cuerpo hacia atrás o hacia adelante hasta que encuentres una posición que estés a gusto.

- Aunque el hombre no puede disfrutar demasiado, un montón de mujeres con las que he hablado me han dicho que ellas realmente disfrutan del frotamiento para estimular su clítoris en esta posición, mientras que el hombre está todavía en su interior. Muchas otras me han dicho que les gusta mucho más saltar arriba y abajo sobre su pene.

- A veces el hombre no disfruta mucho de esta posición. Así que tienes que ser consciente de ello y asegurarte de cambiar de posición con algo que tu hombre disfrute, si parece no gustarle mucho esta postura. Recuerda que el sexo es cosa de dos (o más) para tener un gran momento y disfrutarlo. Nunca es bueno ser egoísta durante las relaciones sexuales

Posiciones para tener sexo – Opinión personal de la postura sexual la Vaquera

Personalmente, me gusta mucho la posición la Vaquera. Me resulta divertido estar en la parte superior y tener el control.

Pero hay muchas mujeres que no gozan con esta posición, cada mujer tienen una razón diferente. Pero he llegado a la conclusión que la mayoría de ellas es por cuestión de confianza. También puede ser el hecho de que les gusta sentirse sumisas durante las relaciones sexuales y la postura sexual la Vaquera no es precisamente sumisa. También puede ser simplemente porque no obtienen mucho placer con esta pose en comparación con otras posiciones para tener sexo.

Las posiciones para hacer el amor son muy importantes a la hora de tener relaciones sexuales, pero quizá también te interese saber cómo exitar a un hombre en la cama rápidamente, con otros consejos y secretos. Si es así haz clic aquí ahora.

Publicada: mayo 14, 2013, 11:27 | No hay comentarios
Categoría: Posiciones sexuales

Hay dos tipos de zonas erógenas masculinas que voy a cubrir más adelante. Las primeras son las tradicionales zonas erógenas del hombre: se trata de lugares como el pene, los testículos, el perineo y la próstata. El segundo tipo son las que no se abarcan como zonas erógenas masculinas tradicionales, pero que a los hombres de todos modos les encanta ser tocados, frotados y estimulados.

Zonas erógenas masculinas para exitar a un hombre

Zonas erógenas masculinas tradicionales para exitar a un hombre

Cada una de estas zonas erógenas del hombre se superpone entre sí. Al estimular una zona, casi siempre será inadvertidamente estimulada otra. Sin embargo, para dar una visión general útil, he incluido cada zona por separado.

1. Glande

El glande es la parte superior del pene de tu hombre. Esta es la parte a la que se le suele llamar cabeza del pene. Es la parte superior de aproximadamente 2,5 cm. (1 pulgada) del pene de tu hombre que tiene más suave y piel más oscura que el resto de su pene. Estimular el glande es fácil, basta con envolver tu mano alrededor de ella y deslizarla hacia arriba y hacia abajo.

2. Eje

El eje es la parte principal del pene de tu hombre y es obviamente, una zona erógena masculina. Es la parte que está cubierta de venas y va desde los testículos hasta el glande. En la mayoría de los hombres, esta parte de su pene es generalmente de 8 a 12 cm. de largo (3-5 pulgadas). Para estimular y frotar su pene, sólo tienes que envolver tu mano alrededor de él (como si estuvieras agarrando un paraguas) y suavemente hacia arriba y hacia abajo sobre su eje. Esta es la forma básica de hacer una paja a un hombre.

3. Corona

La corona es la parte del glande que está unida al eje. Algunas personas se refieren a la corona como “la cresta”, ya que, literalmente, luce como una cresta sobre el eje. Para estimular la corona es exactamente lo mismo que la estimulación del glande y el eje, sólo envolver la mano o los dedos alrededor de ella y frotar hacia arriba y hacia abajo. Naturalmente, vas a hacer esto de todos modos al hacer a tu hombre una paja.

4. La parte inferior del pene

La parte inferior del eje de tu hombre es un poco más sensible que el resto de su eje. Así que la próxima vez que le hagas una mamada a tu hombre, trata de centrarte en darle un poco de atención a esta zona. Una gran manera de enfocar tu atención en ella es lamer lentamente desde la base hasta llegar el final del frenillo.

5. Frenillo

El frenillo es el pedacito de piel que une la cara inferior del glande con la superficie interior del prepucio. Se trata de un pedacito de tejido conectivo y es muy sensible. Tal vez no lo creas, pero definitivamente es una zona erógena masculina. Puedes estimularla suavemente lamiéndola o con los dedos.

6. Testículos

Estos son increíblemente sensibles, pero muy pocas mujeres parecen tomar ventaja de ellos. A lo mejor es porque tienen miedo de poder lastimar a su hombre o que no le va a gustar. La clave está en ser muy amable con ellos. Muy suave. Solo tienes que frotar suavemente y pasar los dedos por encima de ellos. Asegúrate de no aplicar demasiada presión.

7. Perineo

El perineo a menudo parece ser el secreto de las zonas erógenas masculinas. Hay muchas mujeres que ni siquiera han oídio hablar de él. La verdad es que es real, muy real. El perineo se encuentra entre los testículos de tu hombre y su ano. Es un parche de piel áspera que se siente muy bien para el hombre cuando se frota, presiona y se masajea.

8. Próstata

La próstata del hombre es literalmente su zona erógena oculta. La única manera para llegar a él es a través de su ano. Está ubicado bastante detrás de sus testículos, por lo que hay que poner un dedo dentro de su ano y del recto. Todo lo que necesitas hacer es presionar suavemente.

Advertencia: La próstata es, con diferencia, la más avanzada zona erógena masculina y se encuentra dentro de su ano. Como resultado, él hombre puede ser un poco reticente o nervioso para permitir meter un dedo en su interior, por lo que podría ser una buena idea hablar primero con él.

Otras zonas erógenas masculinas para saber cómo exitar a un hombre

13 Zonas erógenas masculinas impresionantes

Estas zonas erógenas del hombre no implican directamente el pene o los testículos, pero les hace sentir muy bien al ser tocados y frotados. Si quieres exitar a un hombre, son un gran lugar para comenzar.

9. Pies

Sí, todos sabemos que los pies de la gente son muy sensibles y que pueden tener cosquillas y causar ataques de risa. Sin embargo, si los tocas constantemente por unos minutos, no van a ser tan hipersensibles y te darás cuenta de que tocar y frotar se hace más placentero para el hombre. La próxima vez que estés en la cama con tu hombre o ambos sentados en el sofá, trata de hacer tu camino hasta los pies y frotarlos.

Sólo un apunte rápido: A algunos hombres les gustan los masajes en los pies, a otros no. No es como hacer una mamada, donde el 99,999% de los hombres disfrutan con ello.

10. Espalda

La espalda del hombre es una zona erógena maravillosa. No es necesariamente el lugar más sexual, pero aun así se siente muy bien al ser frotada y masajeada. La forma más fácil para masajear la espalda entera es que tu pareja se acueste boca abajo mientras tú te sientas en su trasero, con una rodilla a cada lado de él. Otra forma es hacer que él se siente delante de ti, pero de esta manera será más difícil masajear la espalda entera. La forma más fácil para masajear la espalda es frotar simplemente las palmas hacia arriba y hacia abajo con una pequeña cantidad de aceite de masaje.

11. Cuello

Puede que en este momento no pienses que el cuello de tu hombre es una zona erógena masculina sensual, pero es verdad. Puedes usar tus manos para masajear su espalda, mientras besas y lames su cuello al mismo tiempo. Fácil y simple.

12. Orejas

Una vez más, puede que no hayas pensado en ningún momento en los oídos de tu hombre como una zona erógena. Pero son muy sensibles. Particularmente el lóbulo de la oreja. La próxima vez que te estés besando con tu hombre, poco a poco intenta pasar de besar sus labios, a besarle en su mejilla y después besar su oreja.

Sugerencia super sensual: Suavemente agarra la oreja entre los dientes y aprieta.

13. Detrás de las rodillas / El interior de los codos

La parte posterior de las rodillas y el interior de los codos son lugares divertidos. Quizá estos son los últimos lugares que podrías pensar que pueden ser sensuales, calientes o erógenos. ¡Pero lo son! A los hombres les encanta ser tocados y acariciados en estas zonas erógenas masculinas. También son un punto de partida perfecto para exitar a un hombre rápido.

Publicada: mayo 13, 2013, 15:39 | No hay comentarios
Categoría: Sexo e intimidad