Poses para hacer el amor bien – Posición sexual el Misionero

Poses para hacer el amor | El misionero

La posición sexual el Misionero es una de las poses para hacer el amor bien más común en el mundo. La razón de su popularidad es que es fácil de realizar, se siente muy bien y la mayoría de la gente sabe cómo se hace. Sin embargo, si todavía no sabes cómo llevar a cabo la posición el Misionero, este artículo te mostrará cómo hacerlo correctamente.

Poses para hacer el amor - El Misionero

La posición sexual el Misionero es maravillosa para aumentar la intimidad en las relaciones sexuales y el contacto visual profundo con tu hombre.

La imagen de arriba es la forma de llevar a cabo la posición del Misionero con tu pareja. Es necesario que te acueste boca arriba, con las piernas abiertas. Entonces el hombre se posiciona encima de ti para que sus piernas estén en el medio tuyo. El hombre puede mantener el equilibrio apoyando su peso sobre los codos que se posicionaran a ambos lados de tu cuerpo. También puede descargar parte de su peso sobre ti, pero debe tener cuidado y asegurarse de que no es incómodo para ti. Asegúrate de decirle si lo es. Es posible que necesites guiar el pene de tu hombre hacia tu vagina cuando estés a punto de tener sexo en la posición sexual el Misionero.

Poses para hacer el amor bien – Lo que el hombre hace en la posición sexual el Misionero

La posición del misionero es muy sencilla y no requiere de mucha agilidad y flexibilidad para ambos, por lo que es adecuada para todas las edades. Para realizar esta pose, él sólo tiene que empujar su pene dentro y fuera de tu vagina. Si bien empujando su pene dentro y fuera es sin duda agradable para ti, te darás cuenta de que es aún más placentero para ti si puede mover su pelvis hacia arriba y hacia abajo al mismo tiempo para que su hueso púbico pueda aplicar presión sobre y alrededor de tu clítoris.

En esta posición, el hombre tiene un gran grado de control de la profundidad con la que penetra en ti y también de la rapidez con que lo hace.

Poses para hacer el amor bien – Lo que la mujer hace en la posición sexual el Misionero

Cuando estás teniendo sexo en la posición sexual el Misionero con tu hombre, puedes sentir que porque está en la parte superior, es el que tiene el control. Te sorprenderás al saber que realmente también tienes un alto grado de control sobre la profundidad con la que él te penetra y también con la cantidad de estimulación del clítoris que recibes.

Cuando el hombre está encima de ti, puedes envolver tus brazos alrededor de su cuello o la cabeza, o, alternativamente, también puedes engancharte por debajo de los brazos y agarrar su espalda de modo que puedas tirar hacia abajo para tener la penetración un poco más profunda.

Para estimular tu clítoris: Si quieres que él estimule tu clítoris más de lo que lo está haciendo, entonces todo lo que tienes que hacer es restregarte contra su hueso púbico en cada golpe. Te llevará un poco de tiempo conseguir el ritmo, pero una vez que lo logres, te sentirás increíblemente bien.

Para hacer que te penetre más profundamente: Conseguir que te penetre más profundamente en tus relaciones sexuales en la posición sexual el Misionero es muy fácil. Todo lo que tienes que hacer es levantar las piernas hacia arriba. Mantenerlas levantadas en el aire rápidamente te cansará, así que lo mejor es que las envuelvas alrededor de la espalda de tu pareja.

Si no te gusta envolver tus piernas alrededor de tu pareja, pero quieres una penetración más profunda, entonces puedes poner una almohada o cojín debajo de la parte baja de la espalda / zona de las caderas. Esto elevará la vagina y permitirá que él te penetre más profundamente sin que tengas que elevar las piernas.

En la posición del Misionero puedes envolver los brazos alrededor de su cuello y tirar de él hacia ti para besarle. O puedes mostrar tu lado animal suavemente agarrando su pelo.

Poses para hacer el amor bien ¿Por qué la posición del Misionero funciona tan bien?

Después de haber hablado tanto con mujeres como con hombres, he llegado a la conclusión de que hay una serie de razones, por las cuales la posición sexual el Misionero funciona tan bien cuando tienen relaciones sexuales.

- Permite el contacto del cuerpo completamente, aumentando la intimidad y cercanía.

- Permite fácilmente besar a tu pareja en los labios durante la relación sexual que a su vez aumenta la sensación de intimidad y cercanía.

- A muchas mujeres les resulta excitante que su hombre esté en una posición ligeramente dominante cuando está en la parte superior de ellas. Algunas dicen que se sienten como si estuvieran atadas a la cama y el hombre tiene todo el control.

- Cuando se realiza correctamente, es increíblemente agradable para ambos, sin que ninguno delos dos tenga que realizar ninguna gimnasia sexual que algunas posiciones sexuales a menudo requieren.

Poses para hacer el amor bien – Comentario personal sobre la posición sexual el Misionero

Si no has tenido relaciones sexuales muchas veces antes, entonces te darás cuenta de que la posición del Misionero es muy fácil de realizar. Uno de los aspectos más subestimados de ella es que tiene un alto grado de control sobre la profundidad de penetración.

También debes tener en cuenta que durante la posición sexual el Misionero, el hombre puede descansar sobre sus codos en lugar de sus manos.

Para obtener más información acerca de cómo exitar a un hombre sexualmente y mejorar tu vida sexual haz clic aquí.

Publicada: marzo 27, 2013, 17:44 | No hay comentarios
Categoría: Posiciones sexuales

Deja un comentario